sábado, 20 de septiembre de 2014

Atlantis ¿Qué lugar ocupa en la historia de nuestra lucha?

La lucha libre, como la mayoría de profesiones, es una carrera de resistencia, una carrera en donde algunos tienen ascensos meteóricos pero que después ya no pasa nada con ellos, trapean el piso con su prestigio, o bien, donde tras mucho tiempo de picar piedra la recompensa llega en una etapa tardía. Muy pocos pueden presumir de contar con una carrera exitosa en todas y cada una de sus etapas, uno de esos pocos privilegiados es Atlantis, quien con su triunfo de anoche llegó a la increíble marca de protagonizar y vencer en cada una de las cuatro décadas en que le ha tocado luchar en funciones de aniversario. Un hecho simplemente impresionante que lo desmarca del resto de luchadores.

A Atlantis, como a cualquier otra figura que se precie de gozar del éxito, no le faltan detractores, al contrario, son numerosas las voces que en un análisis simplista y sesgado reducen la carrera de Atlantis a ser un mero protegido de Francisco Alonso Lutteroth. Voces que deliberadamente omiten señalar que pese a que Atlantis, al igual que muchos otros, fue promovido a temprana edad con miras a convertirlo en una estrella aún y cuando todavía era inmaduro, él, a diferencia de cientos de luchadores, si pudo triunfar y mantenerse como uno de los favoritos del público. 
Estas mismas voces también suelen ser tendenciosas y contar verdades a medias, por ejemplo, que Atlantis solo es premiado por su lealtad a su empresa. Si esto fuera cierto, luchadores como Octagón nunca hubieran abandonado los planes estelares, seguirían acumulando éxitos y siendo pieza fundamental de los eventos estelares de su empresa en vez de llevar años sin tener un solo éxito y de trabajar en arenas para doscientas personas. No, para triunfar en la lucha libre no basta con contar con el apoyo de tu empresa ni con ser leal, es importante, por supuesto, pero es más importante tener calidad, disciplina, ser profesional, saber luchar y saber interpretar cada momento en tu carrera.

Atlantis ha tenido en cada etapa de su carrera en el CMLL una dura competencia, compartió el escenario con luchadores que lo superaban en calidad e incluso llegó a tener un momento de crisis en donde, tras un error de lectura, no había entendido el cambio de aires y por ello fue superado en popularidad por el Dr. Wagner Jr., sin embargo, hasta ese momento, estando en la peor etapa de su carrera, estaba proyectado para ser parte del evento estelar de un aniversario ¿Qué otros de sus contemporáneos tendrían ese privilegio? Muchos de sus compañeros de generación, anteriores y posteriores, ante una crisis no les queda de otra que apostar su máscara en una empresa sin prestigio.

La vigencia, la constancia y su capacidad de reinventarse son las virtudes de Atlantis, pues mientras que la mayoría de sus compañeros participan en funciones de homenaje, retiro o son escalón de luchadores de inferior calidad, el ídolo de los niños sigue acumulando éxitos ante luchadores de impecable trayectoria. Tal vez en su momento existieron varios luchadores de igual o más calidad que Atlantis pero la diferencia radica en que, el momento de aquellos hace tiempo que concluyo, mientras que el de Atlantis sigue vivo.

Cabe decir que la lucha libre mexicana tiene sus propios códigos, y uno de ellos son las máscaras ganadas, siendo el caso de que no hay ningún otro luchador que tenga una vitrina de máscaras más impresionante que la que posee Atlantis -ni la de esos luchadores con 500 máscaras mundialmente desconocidas-. Cada máscara ganada, cada victoria obtenida, repercute en la plusvalía de su carrera y en el valor de su máscara. Negar la importancia de las máscaras en nuestra lucha es tanto como negar a nuestra lucha misma.
Puede o no gustar el estilo de Atlantis, como puede o no gustar el estilo de cualquier otro nombre que me mencionen, pero no se puede negar que fue un brillante luchador adolescente, un ídolo en la década de los noventas, uno de los protagonistas de la mejor lucha de apuestas de todos los tiempos y, ahora, a sus 52 años, el verdugo de otro icono del CMLL ¿Es posible tratar de demeritar una trayectoria así? Al contrario, su palmares es ya un motivo para, en el comparativo, darle un lugar privilegiado con respecto a otros luchadores, por ejemplo, su carrera ya superó claramente a la del Villano III y superar al Villano III implica superar, en automático, a decenas de luchadores de su generación. 

Un rubro que no se puede dejar pasar es su firma, la atlántida, movimiento final que ya rebasó desde hace tiempo a la de a caballo y a la tapatía como las llaves de lujo de nuestra lucha, principalmente porque dichos movimientos ya son utilizado como movimiento de rutina de cientos de luchadores quienes les quitaron  su letalidad y rara vez las utilizan para concluir luchas de relevancia y si como movimientos de transición, de soporte, 

Por lo anterior, en este punto puedo afirmar, tajantemente, que entre los luchadores posteriores al boom, no hay uno solo que se acerque a igualar lo hecho por Atlantis, quien aspiraba a lograrlo, Myztezyz, ya perdió hasta el personaje que podía llevarlo a ese lugar, no, para buscar un referente tendríamos que ir a sus contemporáneos y quizás ahi tampoco encontremos a alguien que pueda igualarlo ¿Lizmark? ¿Octagón? ¿Máscara Sagrada? ¿Rayo de Jalisco Jr.?  todos hace tiempo dejaron su brillo, tendríamos que bajar más en el tiempo y pensar en un Fishman, Anibal, etc., sin embargo, entre la forma en que aquellos perdieron la máscara y la victoria de Atlantis sobre el Villano III creo que el balance seguiría siendo a favor de Atlantis.

Los comparativos son difíciles, ociosos, pero interesantes ¿Cuál es el lugar que, al final de su carrera, Atlantis ocupará en la lucha libre mexicana? Los Santo, Demon, Huracán y Mil Máscaras se ven inaccesibles, pero, a fuerza de constancia, su nombre podría estar entre los diez luchadores enmascarados más influyentes de todos los tiempos toda vez que Atlantis ya se le fue a los luchadores que en tiempo estuvieron cercanos a su generación. ¿tiene para derrotar a algún luchador de la edad de plata? ¿hasta dónde le alcanza su palmares? Tal vez estas afirmaciones suenen exageradas, como igualmente exageradas pueden ser las criticas hacia el, ademas, les recuerdo que cualquier otro luchador que fuera mencionado también tendría que ser sometido a un riguroso análisis de su trayectoria y poner sobre la mesa tanto sus virtudes como sus defectos.

A Atlantis le quedan algunos años por delante, ya no muchos, el retiro está cerca, sin embargo, su extraordinaria carrera lo sitúa ya en un sitio de privilegio, en un lugar que lo pone como candidato a leyenda. El tiempo dirá cual sera el lugar que ocupe en definitiva, mientras tanto, sus 31 años de carrera en planes estelares, su rol dentro el CMLL, su llave insignia, sus triunfos en cuatro décadas distintas, sus múltiples campeonatos y las máscaras del Último Guerrero, Villano III, Mano Negra y Kung Fu hablarán por él,

Ilustraciones. Rafael Gallur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.